Actividades para motivar a los trabajadores

 En Cosas de las que aprender

bonatelextremeadventure-300x225

Uno de los principales enemigos de la productividad en las empresas es el tedio que provoca el día a día, la eterna rutina, reponer el papel de la impresora que otro ha terminado, reuniones matinales, despachos mensuales, campañas comerciales, viajes en metro… Todo lo cotidiano es un enemigo a la creatividad y a la iniciativa.

Desde hace algunos años, tanto PYMES como multinacionales, se han habituado a motivar a la plantilla con pequeñas escapadas para descargas adrenalina: Paintball, karting, quasar, rafting, paracaidismo, padel, o la tradicional y apuesta segura, un partido de fútbol. Cualquier pequeña excursión puede servir.

Se tratan de actividades en el exterior, pagadas por la empresa, que sirven para eliminar el estrés, las tensiones y hacer grupo entre distintas facciones de la oficina.

Los trabajadores disfrutan así de unas horas distendidas, de descanso, y se lo pasan pipa batiendo, adelantando o disparando a sus superiores. Esto desemboca en una vuelta al trabajo con más ímpetu, alegría en la empresa y cada uno de los empleados sintiéndose un poco más considerado por la fría corporación.

Quizás lo único peligroso de estas prácticas es que en  los días posteriores se pierdan muchos minutos de charloteo o se alarguen los breaks en los cuales los empleados comenten la jugada y el típico gallito alardée de una primera posición. Es un mal menor e inevitable. La motivación extra que genera esta barata inversión de coaching  mejora el ambiente de la oficina y los resultados.

Diego Celma Herrando

Imagen: bonatelextremeadventure

Publicaciones recientes
Comentarios
  • FELICIANA
    Responder

    las actividades con los compañeros siempre son amenas y sirven para conocerles mejor.

    mE encantan vuestros artículos. Seguid así!

Deja un comentario