Audi la lió en el muelle del puerto de Barcelona

 En Publicidad no convencional

20100313000802-foto-300x225

Una piloto con un sorprendente aire masculino y manicura francesa te dejaba desconcertado desde que te sentabas en el asiento del acompañante. Una atareada señorita te colocaba un pulsómetro en el dedo índice. Mirabas a través de las ventanillas y había mucho color rojo, azafatas, gente y unos metros de asfalto, pero lo que predominaba era el azul mar y dos grandes torres de 40 plantas. Ensimismado con las vistas, la conductora germana pisaba el pedal sin avisar…y tu pulso se aceleraba…Audi A1, la experiencia había comenzado.

The next big Audi, el Audi A1, el benjamín de la saga de Ingolstad. Un llamativo coche que salió a la venta en septiembre de 2010 como una gama de acceso con un costo de 16.000, la gama más baja pero sin despreciar la deportividad.

Precisamente, este gran show para presentar, promocionar y demostrar las virtudes del producto quiso resaltar su acentuado carácter deportivo, marcado a fuego con el agresivo diseño de su frontal.

En el muelle de Marina, Barcelona, los distintos stands contaban con todo tipo de artículos corporativos, videojuegos, actividades para los más pequeños, el “coche” y guapas alemanas oriundas de Ingolstad, la ciudad germana cuna de la marca.

Había un pequeño espacio para hacer hincapié en sus características ecológicas; ya estaba de moda la sostenibilidad y la competencia apostaba muy fuerte por ello.

Pero el stand estrella era el circuito, más bien una pista de obstáculos que ocupaba el 95% del terreno alquilado. En ese trayecto se ponían a prueba los frenos, te deslizabas por superficies ultradeslizantes, el vehículo circulaba por una pared (literal), y también se ponía a prueba tu miocardio, tu válvula mitral y tu estómago.

Al final de la vuelta gratuita, la atareada joven te hacía entrega de tu gráfico de pulsaciones. Si habías tenido muchos BPM,s te convertías en objeto de burla de las azafatas. Sea como fuere, te ibas con un catalogo a casa y con simpatía hacia la marca y hacia el coche. Un modelo anticrisis que buscaba un nuevo target para Audi.

Publicaciones recientes

Deja un comentario