Campaña para recuperar imagen perdida

 En Estrategia

13535

Una serie de acusaciones de acoso sexual habían destruido la imagen del Colegio Superior de la Iglesia Anglicana de Brisbane, ciudad situada en el este de Australia. Además, el caso había sido muy difundido por los medios de comunicación y los padres de los alumnos, tanto antiguos como actuales, estaban muy angustiados.

El colegio decidió cambiar la percepción de la comunidad y contrató a Rowland  Communications Group para que trabajaran conjuntamente con el Consejo Escolar y con la dirección académica. La política usada fue la de «primero las víctimas» y se dieron muestras de que se estaba trabajando duro para evitar más casos en el futuro.

El plan de Rowland Communications comenzó con un análisis y auditoria de otras acusaciones de abusos sexuales en otros colegios; en segundo lugar, identificó a los líderes de opinión de Brisbane para que se convirieran en portavoces de la escuela.

El tercer paso fue la normalización de una red de comunicación directa con los stakeholders en forma de cartas a los padres, información a los alumnos mediante asambleas, artículos en el boletín escolar y en el site, y un gesto de política proactiva proponiendo actualizaciones periódicas del personal. Una  serie de reuniones periódicas con el director del periódico que más visceralmente había tratado el tema consiguieron que se cambiara este trato por uno bastante más equitativo.  Este plan de comunicación tuvo su repercusión en el resto de medios y la cobertura mediática favorable se convirtió en un monton de llamadas, e-mails y cartas de apoyo de parte de toda la comunidad. Además, ningún alumno que estaba en las listas de espera para entrar en el colegio, retiró su solicitud.

La IPRA concedió al colegio y a Rowland Communications el premio Globo Dorado por su efectivo programa de recuperación de crisis.

Imagen: greenwichmeantime

Publicaciones recientes

Deja un comentario