Cuando Lady Gaga salvó la Polaroid

 En Estrategia

lady-gaga-polaroid-219x300

Ahora estoy leyendo una novela de Stephen King, El Perro de la Polaroid, otro de esos elementos que han dado fuerza a estas cámaras en la cultura popular. Relacionadas con el mundillo de la farándula, las noches locas y las parejas de enamorados, las Sun y otros productos de la marca crearon un mito que funcionó durante décadas.

Pero hasta hace  poco, las cámaras Polaroid eran una reliquia que se hundió con la era digital. La firma estadounidense dejó de vender los específicos carretes de sus cámaras en febrero de 2008. El elevado precio de estos y la implantación de las cámaras sin carrete y con la funcional tarjeta de memoria las había sumido en el olvido. Más de 60 años después de que la cámara instantánea que revelaba la foto en 60 segundos asombrara a propios y extraños, Polaroid hincaba la rodilla.

Sin embargo regresó hace en 2010, con aires renovados y con Lady Gaga de directora creativa.

Lo cierto es que a la estrafalaria cantante le queda bien eso de ser directora creativa, aquel vestido bistec resume mejor este hecho que mi opinión. Esta unión, llamada Polaroid Grey Label, nació para abanderar el reposicionamiento de la corporación, una reposición que se gestó en The impossible Project. La empresa norteamericana quiere volver a por sus fueros con un nuevo catalogo de productos que presentaron en 2011 donde destacaban las gafas de sol con cámara incorporada (GL20), la impresora GL10 y la cámara digital instantánea GL30.

Todo irá bien mientras las nuevas películas PX Silver Shade no fotografíen un perro de otra dimensión, como le sucede al pobre Kevin Delevan.

Diego Celma Herrando

Imagen: geekets

Publicaciones recientes

Deja un comentario