El día de los 75 millones

 En Patrocinio

Lance Armstrong ha fastidiado su futuro económico porque su verdadero sustento, los patrocinadores, le dejaron tirado. Trek, Nike, Oakley… todos se fueron un buen día en el que las acusaciones habían arrinconado al texano y a su mundo de mentiras.

En total, Lance Armstrong calculaba en la ya legendaria entrevista con Oprah que, con el ciclo de vida deportiva que le quedaba por delante en el triatlón, iba a recibir alrededor de 75 millones de dólares en los próximos años. Ahora ya nunca percibirá ese dinero y va a tener que cambiar su estilo de vida. Es un pequeño castigo por el daño que le ha hecho al ciclismo.

Es muy normal y comprensible que las marcas no quieran ver su imagen de marca asociada a la de ese rufián, que ya es el deportista más odiado del mundo, por delante de Tiger Woods y solo por detrás de Pistorius. Los logotipos en el pecho de este hombre se asocian a la mentira y a la coacción, como si del capo de la mafia se tratase.

Así pues, dichas firmas decidieron cortar por lo sano y alejarse de forma irrevocable del ex ciclista. Ni siquiera Livestrong quiere que lo asocien con su imagen y eso que el fue el fundador de la organización.

Diego Celma Herrando

Imagen: supersport

Publicaciones recientes

Deja un comentario