El logo de los juegos olímpicos de Río 2016

 En Diseño, Imagen corporativa

01_01_2011_17_53_34_810162470-300x170

En unos meses tendrán lugar los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Hace 5 años, en una de las playas más bellas de la tierra, Copacabana, se dio la bienvenida al año 2011 con la espectacular presentación del logotipo de Río 2016. Mientras los fuegos artificiales iluminaban de colores el mar y la arena, las imágenes de la elección de Río de Janeiro como sede olímpica de 2016, de allá por octubre de 2009, y unos aviones acrobáticos hacían piruetas en el cielo; el Presidente del COI, Jacques Rogge presenciaba con orgullo el espiritu festivo brasileño y el logo que los representará dentro de un lustro.

El gimic, que me recuerda a una cinta moebius, está compuesto por tres personas unidas por las extremidades en una danza festiva. Los colores escogidos son el naranja, el azul y el verde y con imaginación se puede leer Río en el imagotipo. El momento captado es genial, sería mejor decir que se han congelado los movimientos de los personajes, que parecen hacer piruetas al estilo fosbury, jugando a fútbol o buceando nada más saltar del trampolín en busca de superar a Phelps.

La tipografía se sitúa entre el logo, en la parte superior, y los ya tradicionales 5 anillos olímpicos. Se ha escogido un sobrio color azul marino y una alegre tipo con formas sinuosas que acentúa el ritmo alegre de todo el conjunto.

Un gran diseño que, a pesar de no innovar como el de Londrés, tiene bastante más encanto olímpico que este. Quizás sea más eficaz llegar a los sentimientos de la gente, como en este caso, transmitiendo la unión de los humanos, que sorprender a propios y extraños con un diseño que puede llegar a causar epilepsia.

Diego Celma Herrando

Imagen: generaccion

Publicaciones recientes

Deja un comentario