Entrevista a Cristina Marinero, sobre la promoción cinematofráfica

 En Actualidad

6488_Cine_Rollo

Hará como un par de semanas tuve el placer de disfrutar durante dos horas, con café y aperitivo de por medio, de la compañía de Cristina Marinero, Jefa de Protocolo y Comunicación de los Candidatos Finalistas en las dos últimas ediciones de los Premios Goya. Durante sus más de 15 años de experiencia en comunicación cinematográfica ha sido jefa de prensa de películas como “Los años bárbaros” de Fernando Colomo, “Al sur de granada” o “El próximo Oriente” y “Hormigas en la boca” de Mariano Barroso o “Solo quiero caminar” de Agustín Díaz Yanes, además dirigió el lanzamiento y las campañas de comunicación de la serie de TVE “Cuéntame” de 2001 a 2005.

A continuación, la breve entrevista acerca de la promoción cinematográfica.

¿Cómo se articulan las campañas de promoción de las películas en los medios de comunicación?

Cristina Marinero- Lo importante es haber promocionado la película en los medios de comunicación ya desde antes del rodaje y durante el mismo. Así, cuando llega el momento de preparar su estreno, todos conocen la existencia de la película. Hay una dinámica estructurada, ya que los periodistas tienen que ver la película varias semanas antes del estreno, sobre todo para las revistas mensuales, porque cierran sus números con mucho tiempo. El trabajo se centra en hacer la mayor cantidad de entrevistas, reportajes y artículos informativos sobre la película, contando siempre con la colaboración del productor, el director y los actores. Ellos son los protagonistas de esas entrevistas o reportajes, por lo que lo ideal es que estén a favor de todo este trabajo.

¿Qué consecuencias tiene estrenar una película a la vez que grandes filmes comerciales de Hollywood?

C.M.- Normalmente, como se sabe con antelación la fecha de estreno de los títulos “grandes” de las majors norteamericanas, se huye de estrenar la película española en esa fecha. No se puede competir con ellos pero, inevitablemente, hay veces que hay que hacerlo porque puede haber muchos viernes (día de estreno de las películas en las salas españolas) con estrenos de Hollywood y se hace inevitable coincidir. Hay que pensar también que las películas españolas menos grandes, o las europeas consideradas “de autor”, tienen otro público y otras salas donde suelen proyectarse, con lo que se convierten en productos alternativa para los espectadores que no van a ver las producciones más comerciales de los USA. Pero insisto que lo ideal es no coincidir con esos títulos blockbuster que copan 800 pantallas y visten las ciudades con su publicidad en cada esquina. Siempre que se pueda, claro.

¿En qué medida ayuda el boca-oído a llenar las salas que proyectan películas nacionales?

C.M.- Para ese tipo de películas “no blockbuster”, y siempre que sean “buenas”, el boca-oído es fundamental ya que el público se guía mucho por este tipo de consejo o recomendación de sus amigos o conocidos. La película de Woody Allen, Midnight in Paris, aunque ha tenido una promoción intensa antes de su estreno hace un mes y pico en España, sí que se ha visto favorecida por el “boca-oído”, ya que el comentario general ha sido “es muy bonita, vete a verla”.

¿Cómo da el salto una película española a las salas de proyección del extranjero?

C.M.- Es muy complicado estrenar en Francia, Alemania o EEUU y sólo los conocidos directores como Almodóvar o Amenábar lo hacen sin problemas, o títulos sorpresa de directores menos conocidos, pero cuya película ha tenido un gran éxito de taquilla en España. Pasa lo mismo con títulos europeos en España, sólo vemos un porcentaje muy escogido de películas francesas, alemanas o británicas, nunca todas las que allí producen. Pero, bueno, los festivales más importantes, o los que tienen un mayor número de programadores internacionales, pueden ser un buen trampolín para saltar al exterior.

Diego Celma Herrando

Imagen: mercadeoypublicidad

Publicaciones recientes

Deja un comentario