La deidad del café

 En Ecommerce

20091124230311-starbucks-escher-767149

Una nereida de doble cola, una sirena, una inspiración evocada por la novela Moby Dick; pero también el aroma del torrefacto y una visión frecuente en las grandes urbes de todo el globo. La Diosa del café.

La cadena de cafeterías Starbucks fue creada en 1971. Desde entonces su crecimiento empresarial ha sido meteórico. De nacionalidad estadounidense, su expansión internacional se ve a día de hoy ratificada por su presencia en casi 50 países. Uno de los principales motivos del éxito es, según dicen los entendidos, un gran café, pero otro es sin duda su imagen, que ha salido vencedora en su particular batalla con los precios de la red de establecimientos.

A continuación analizaremos sus elementos corporativos y otras acciones de comunicación.

El logotipo de la compañia ha sido objeto de numerosas elucubraciones y teorías. En su concepción fue diseñado a partir de un grabado del Renacimiento pero en los últimos tiempos ha sido fruto de una profunda evolución. El desencadenante fue una queja formal de las asociaciones conservadoras estadounidenses que percibían la ninfa del logo como una femme fatale que se entregaba a copular.

El problema se solucionó con un rediseño que mantuvo las ideas de la primera creación sin asaltar la moral de nadie.

El nombre de la corporación también tiene un origen marinero. Concretamente, surgió de un personaje de Moby Dick pero de una manera indirecta. El socio creativo sugirió que el primer nombre propuesto, Pequod(el barco de la historia), tenía connotaciones peyorativas así que como denominación se escogió el nombre del primer oficial de ese pecio, Starbuck.

Los establecimientos de la multinacional también son grandes escaparates de una filosofía que traspasa fronteras. Sus grandes sillones orejeros, su decoración artística y su posición estratégica en los lugares más turísticos de las capitales del mundo confieren al cotidiano ritual del café y el desayuno el estatus de los grandes momentos de la estresante vida del ejecutivo.

Para completar esta identidad insoluble y edificada en casi 40 años de historia habría que destacar la reciente relación-patrocinio, durante las penúltimas elecciones de EE.UU., de Barack Obama con la marca y la internacionalización de esos vasos de cartón ideales para llevar, que van extendiendo la “imagen” de la Diosa del café.

Imagen: Revistapym

Publicaciones recientes

Deja un comentario