La maldición de Blade Runner

 En Historia de la publicidad

20091204161113-st-bladerunner-f

«A principios del siglo XXI, la Tyrell Corporation desarrollo un nuevo tipo de robot llamado Nexus…» Así comienza la obra cumbre de Ridley Scott, Blade Runner, que a la postre ha sido una de las películas más infravaloradas de la historia. Flagelada en las taquillas de principios de los 80, pronto cayó en el olvido a pesar de contar en sus filas con Harrison Ford, Rutger Hauer, la elegante Sean Young y la dinámica Daryl Hannah.

L película está plagada de neones con inscripciones asiáticas que acentúan la interculturalidad de la lluviosa capital del cine en 2019. También aparecen muchos carteles y logotipos de marcas reales como Coca-Cola, Atari, Pan-am, Bell, TDK o Budweiser.

 La anécdota es que muchas de estas marcas tuvieron problemas financieros en años posteriores y ésto fue denominado como “la maldición de Blade runner”.

Atari sufrió pérdidas millonarias, Bell perdió su monopolio en 1982, Pan-am se declaró en quiebra unos años después y Cusinart hizo lo propio en 1989. Hasta la todopoderosa CocaCola cometió un gran error en 1985 con su NEW COKE como comentamos hace unas semanas.

 Es sólo una curiosidad sobre el product placement y el patrocinio en el cine. La conclusión sería que, fruto de la mala fortuna, otra losa pesará sobre Blade Runner, para intentar dejarla en el olvido, perdida en el fondo de los videoclubs de VHS…como lágrimas en la lluvia.

Imagen: wired

Recommended Posts

Deja un comentario