Las 4P de McCarthy

 En Marketing

20091228170127-4ps

Napoleón, Julio César, Rommel, Anibal…Los grandes estrategas de la historia destacaron en el campo de batalla por la incorporación de innovaciones, cambios en el ataque o novedades en la defensa. Estos nuevos métodos, que fueron fruto de la improvisación y azar, de la estrategia en muchos casos y de la intuición, les proporcionaban ventajas frente a sus oponentes y supusieron victorias incluso en inferioridades numéricas alarmantes. 

Hace décadas, la empresas producían menos de lo que podían vender, posteriormente, está situación se equilibró. A día de hoy, las organización intentan fabricar los productos que se venden, aunque todavía venden mucho lo que fabrican gracias a las agresivas campañas publicitarias. Y es que el mercado es, en parte, una guerra, una lucha en los despachos. Cada día se libran grandes batallas neuronales en los cerebros de creativos, directivos, product manager y un sin fin de profesiones que giran en torno al ciclón comercial, todos en busca de la venta, la transacción final.

El docente Jerry McCarthy, tratando de mejorar esta situación, diseñó un método de aplicación del marketing, el marketing mix, que trata de adaptar el producto a las necesidades del consumidor mediante la articulación de las 4p (PRODUCTO, PRECIO, PROMOCIÓN(Comunicación) y PLACEMENT(Distribución). Lo realmente importante es realizar una gestión autónoma pero coherente entre sí para conseguir un posicionamiento adecuado del producto o servicio.

En España, la aplicación de las 4p es muy discreta. El escaso enfoque marketing de las empresas ha desembocado en que todas focalicen sus esfuerzos, tanto económicos como profesionales, en la P de PROMOTION, y si se arriega uno se puede concretar en P de PUBLICIDAD. Este retraso frente a países como EE.UU. es resultado de una mala praxis de la disciplina y es que hay que recordar con demasiada frecuencia que, una buena investigación previa es la mejor estrategia a la hora de posicionar o reposicionar un producto.Es probable que la cura para las migrañas de miles de empresarios no sean canalizar miles de euros a través de las ondas hertzianas en forma de cuña y que la respuesta se encuentre en otro departamento del organigrama.

Imagen: relativitycorp

Recommended Posts

Deja un comentario