Macniacos

 En Diseño

20091215000155-tripod2

En rosa fucsia, en verde lima, en azul zafiro, en negro azabache…fino, minimalista, con vídeo, táctil, con teléfono, con mayor capacidad, para correr… El producto desarrollado al máximo, el producto potenciado.

El visionario Steve Jobs creyó que el mp3 podía ser una religión, lo que no sabía es que supondría la salvación comercial de Apple. El Ipod y todas sus versiones, el touch, el video, el iphone, el nano, el shuffle y otras tantas generaciones. Diseñado cada uno para un consumidor y destinado a un uso concreto, pero siempre con la música en su corazón.

Este pequeño gadget, parodiado en Scary Movie (imagen), es el producto estrella de la única compañía que le ha plantado cara a la omnipresente Microsoft. A su vez, éste prestigioso producto, sin ayuda de ningún otro, abrió mercado a toda la cartera de Macintosh, los ordenadores, los portátiles y el mejor móvil del mundo le van comiendo día a día mayor cuota de mercado a Gates.

El enfoque marketing que ha seguido “la secta de Jobs” no ha sido casual. Durante años, los usuarios de Apple han sido vistos como bichos raros, freaks que se empecinaban en seguir siendo fieles a una marca cara y desfasada. Ahora que todo el mundo tiene un Ipod, mejor dicho “su Ipod”, la plebe ya no piensa de la misma manera. Incluso existe la sensación de que, cualquier día Macintosh te permitirá diseñar tu MP3 y, paradojas de la vida, esto se ha conseguido de una forma simple, atendiendo a las complicadas necesidades de los consumidores.

Sin embargo, no cabe duda de que el producto está agotándose, probablemente debido a que cada día es mayor el número de gente que lleva la música en el móvil…

¿El fin del iPod está cerca?

Imagen: freemacblog

Publicaciones recientes

Deja un comentario