Marketing internacional, cuando la respuesta está ahí fuera

 En Ecommerce, Marketing

risk-board-game-strategies-6530-300x225

Algunos productos o servicios sólo se venden bien en unas regiones determinadas y otros en países muy concretos, mientras que en el resto de target posible, no terminan de encajar.  El motivo de los malos resultados puede ser desde influencias sociales, religiosas, étnicas o ideológicas hasta un packaging poco acertado, una publicidad inoportuna o un nombre malsonante. Y sobre todo esto, el mayor responsable es un pésimo estudio de mercado.

En ocasiones, una empresa que comienza a ofertar un producto novedoso en su país por cuestiones logísticas y lógicas, no consigue despegar. Quizás, como reza el título, la respuesta esté ahí fuera, en un mercado diferente que se diferencie del propio en los canales utilizados, en el servicio post venta o en la textura o colores de moda.

Con la consolidación de Internet, el marketing internacional ya ha dejado de ser una opción solo apta para las multinacionales. Las PYME o los emprendedores pueden emprender una expansión de su pequeño negocio por el continente con tan solo unos clicks de ratón, una oficina postal cercana y un par de agallas.

Así y todo, Chesterton ya nos advirtió: “una de las grandes desventajas de la prisa es que lleva demasiado tiempo” y una rápida implantación, ambiciosa pero poco enraizada, puede terminar, no únicamente con nuestros aires expansionistas sino, con toda nuestra organización.

Imagen: putxitonkaiola

Publicaciones recientes

Deja un comentario