Reebok sigue viva

 En Estrategia

reebok2-300x223

Hace 10 años de la adquisición de Reebok por parte de Adidas. 3100 millones de euros tuvieron la culpa. Con esta maniobra se veía más claro el objetivo prioritario de la firma alemana: plantarle cara a Nike,  y una de las maneras más rápidas era aumentar la cuota de mercado a golpe de talonario.

Los medios presentaron la noticia como una absorción y parte de la gente pensó en un primer momento que Reebok desaparecería del mapa. Muchos pensaban que era muy triste que la tercera en discordia, fundada en 1895, cayera en el olvido y apuntara su nombre en la interminable lista de las marcas perdidas.

Reebok había creado muchos diseños legendarios en los ochenta, engendró las míticas Pump, ha sido muchas temporadas la proveedora oficial de la NFL y es una de las empresas más comprometida con el baloncesto. También son muy famosas sus clásicas zapatillas blancas de piel. Era una marca con una historia y un valor para el consumidor, un valor añadido fijado a fuego en cada uno de sus modelos.

En los años posteriores a la fusión con Adidas, Reebok ha sabido reinventarse y, las Easy Tone en 2010 o las futuristas Zigtech en 2011(en la imagen), la han mantenido en la cresta de la ola. Reebok sigue viva a pesar de todo. Pertenece a Adidas pero tiene una identidad propia, una publicidad autónoma y una imagen diferenciada y eso es algo que agradecen los millones de fans que la marca atesora por todo el planeta.

Diego Celma Herrando

Imagen: silenciollama

Publicaciones recientes

Deja un comentario