Yamaha y el «kando»

 En Estrategia

20091214230737-129-0512-01-z-2006-yamaha-yz450f-jump

Según la página oficial de Yamaha, la palabra de origen japonés Kando significa sentimiento de satisfacción y alegría. Es su corporate, en su misión, Yamaha va más allá y la vincula con una profunda excitación derivada de una performance.

La central de comunicación de la firma japonesa encargó a una subdivisión sudamericana una difícil tarea. Se trataba de motivar a los trabajadores para que aumentaran su rendimiento, la forma de conseguirlo era conseguir que sintieran Kando.

Las mandíbulas desencajadas de los integrantes del departamento pronto se tornaron en dolores de cabeza, insomnios y miradas perdidas. Motivar a un trabajador era sencillo, regalarles una moto sería suficiente pero, ¿sería rentable? En cualquier caso era un riesgo inaceptable.

Tras brainstormings, valoraciones económicas e ideas incongruentes, decidieron que la manera de motivar a la plantilla era organizar un gran evento que transmitiese la filosofía de la empresa, que les hiciese sentir orgullosos de pertenecer a una corporación que se había hecho legendaria ensamblando motores y afinando suspensiones.

Detrás de la factoría, en un gran solar sin utilidad determinada hasta la fecha, mandaron construir una gran rampa de varios metros de desnivel, ideal para que varios pilotos suicidas saltaran como Icaro hacia los cielos. Y así fue como en un día de descanso, acudieron todos los asalariados a la empresa y bebieron cerveza, disfrutaron como niños, se sintieron parte de algo.

¿Los guarismos económicos de la planta fueron más positivos desde entonces?…no lo tengo confirmado, sin embargo las sonrisas en la cadena de montaje fueron más frecuentes y ese es el objetivo del coaching. Y es que las sonrisas se convierten muy a menudo en beneficios.

Imagen: automotive

Publicaciones recientes

Deja un comentario